Nuevas tecnologías que unen el plástico con metal

by admin on

Una nueva tecnología llamada adhesivo híbrido estructural instantáneo se introdujo a través de la empresa Henkel la cual mejorará las aplicaciones de adhesión de plástico a metal.

Esta nueva tecnología combina adhesivos de cianoacrilato de curado rápido con tecnologías estructurales tradicionales, tales como epoxi o metacrilato de metilo.

Su característica principal consiste en que estos son adhesivos de curado a temperatura ambiente de dos partes aplicados con un dispensador de dos cartuchos.

Esta nueva opción de adhesivos ofrecen las velocidades rápidas de los cianoacrilatos con la durabilidad de la tecnología estructural, acortando por lo tanto los tiempos de espera que otros tipos de adhesivos requieren para secarse.

Los adhesivos instantáneos estructurales híbridos pueden unir la mayoría de las formulaciones de diferentes tipos de plástico, incluyendo plásticos difíciles de unir a sustratos metálicos.

La clave es que la adhesión sea mucho más rápida. La velocidad de fijación diferencia el híbrido de la tecnología estructural pura. De esta forma se tienen híbridos en menos de tres minutos.

Y se está “cocinando” otra nueva alternativa para unir plásticos con metal.

Aunque actualmente es imposible soldar plástico a metal, varios nuevos proyectos de I + D tienen potencial.

Esta nueva alternativa se está originando en la Universidad Estatal de Ohio a través del profesor asociado de ingeniería de ciencia de materiales Avraham Benatar quien ha desarrollado un método para unir termoplásticos a metal usando una herramienta calentada.

El sustrato metálico se texturiza con un patrón de knurl fino y se calienta durante un tiempo preestablecido presionándolo contra una herramienta caliente que se mantiene a alta temperatura.

A continuación, la placa caliente se retrae y la lámina termoplástica fría se presiona contra la superficie metálica caliente durante un tiempo preestablecido.

El metal caliente funde la superficie termoplástica, dando como resultado flujo y humectación.

El plástico fundido fluye hacia las moleteadas, creando una unión mecánicamente entrelazada cuando el plástico se enfría y solidifica. Aumentar el tiempo de calentamiento generalmente aumenta la resistencia de la junta hasta que se alcanza un óptimo.

Según el profesor Benatar, las juntas de polietileno de alta densidad (HDPE) a acero que ha creado con la técnica son ligeramente más fuertes y más consistentes que las juntas de HDPE a aluminio.

Para un tiempo de calentamiento fijo, las juntas de policarbonato y HDPE a acero son más fuertes que las juntas de polipropileno y de acrílico a acero.

Por otro lado y literalmente al otro lado del mundo, los ingenieros del Instituto de Investigación de Unión y Soldadura en Osaka, Japón, han desarrollado un nuevo proceso llamado soldadura por fricción.

Recientemente realizaron una prueba que unió con éxito piezas de aluminio y nylon. Se obtuvieron juntas de vuelta con alta resistencia al corte en una amplia gama de parámetros de soldadura.

Así que muy pronto podemos esperar que la unión de diferentes tipos de plásticos a diferentes tipos de metales se podrán soldar sin mayor problema.

Esto es solo un par de nuevas tecnologías que representan un gran avance para muchos sectores de la industria ¿tu conoces alguna más?

Written by: admin