El uso de la tecnología y el conocimiento de la información como motores del correo postal

by admin on

 

Un desafío clave que enfrentan las marcas al utilizar el correo en la era digital es encontrar el conocimiento técnico y la experiencia para navegar por el cambiante paisaje postal.

 

Muchos han sido los operadores de primer nivel que han invertido una cantidad significativa de recursos en sus sistemas de clasificación, seguimiento y asignación, pero muchas empresas no entienden cómo maximizar la eficiencia tanto en el primero como el último tramo lo que permite mejorar el servicio al cliente, mejorar dentro de la cadena de suministro y ahorrar grandes cantidades de dinero.

Como resultado de esa falta de entendimiento, hay innumerables negocios perdidos durante el camino.

Las empresas en cada punto de la cadena postal se beneficiarán enormemente de las mejoras en la tecnología llamada “Big Data”, pero deben entender cómo utilizar los datos para su ventaja.

Esto incluye desde los minoristas que buscan minimizar las pérdidas en la transición a un modelo basado en el comercio electrónico y las grandes marcas que buscan renovar sus tácticas de marketing para incluir los envíos digitales híbridos.

El obtener información sobre las principales áreas de procesos operativos, los patrones de correo y los comportamientos de los consumidores permite a las empresas agilizar y automatizar procesos críticos a través de Big Data y otros avances tecnológicos.

En sí, Big Data es un término complicado que no tiene que ser desalentador el comprenderlo. Para nuestro caso, existen dos componentes clave para su uso en la logística postal:

  • La tecnología: es todo el software y el hardware asociado que almacena grandes cantidades de datos y captura, los cuales hacen toda una serie de acciones y cruza números para hacer que el envío por correo y paqueterías sea más eficiente. Esto incluye las máquinas automatizadas en las oficinas de correos que exploran y clasifican el correo y los programas informáticos que generan y fijan etiquetas de envío en las instalaciones de procesamiento de los empaquetadores a granel y manejan regulaciones postales a través de tecnologías de software.
  • El know-how: Las herramientas de Big Data son cada vez más accesibles para las empresas en toda la cadena de suministro de envíos. La forma en que se integran el hardware, el software y los modelos de negocios puede marcar la diferencia en el éxito de un programa Big Data.

A medida que las marcas avanzan hacia una mayor automatización, las soluciones personalizadas, cuando se combinan con la experiencia de la industria, pueden garantizar que todo, desde conocimientos hasta la minería de datos, algoritmos y análisis estadísticos se optimicen para los procesos de una empresa determinada.

Como paréntesis, esto está dando pauta para generar y solicitar ya en breve especialistas en todas estas tendencias por lo que vale la pena irse especializando en alguna de ellas.

El Big Data ha creado inmensas oportunidades tanto para los servicios postales como para las empresas para reducir costos, identificar cuellos de botella, maximizar la eficiencia y estudiar más de cerca el comportamiento de los consumidores y los vendedores comerciales y los remitentes.

Los códigos de barras postales han revolucionado la forma en que los expedidores recopilan y analizan los datos relacionados con el correo.

Esto se puede ver muy claramente en países como Estados Unidos quienes después de la aprobación de una ley en 2006 que obligó a la USPS a modernizar sus plataformas, por lo que el modelo de negocio y los incentivos a las empresas, los códigos de barras y la comunicación electrónica comenzaron a desempeñar un papel cada vez más importante que continúa creciendo y diversificándose a una década de distancia.

Sólo recientemente las empresas han comenzado a integrar estos sistemas en sus procesos back-end y CRM para maximizar el potencial de descuentos a granel y la recolección de datos específicos y la comercialización.

Los sistemas avanzados de clasificación permiten a las empresas ahorrar cantidades sustanciales de dinero en envíos a granel y esos ahorros se transmiten a los servicios postales y a los destinatarios finales en forma de conveniencia y exactitud de entrega.

Written by: admin